Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar

Actualidad

Clasificación de las maderas según su calidad

¿Qué maderas son mejores que otras y por qué?

Sabemos que hay distintos tipos de maderas, pero ¿Qué diferencias hay entre ellas para que unas sean más caras que otras? ¿Cuáles son de mayor calidad y por qué? En el siguiente post haremos un breve resumen para resolver estas dudas.

Para determinar la calidad de una madera, hay ciertos aspectos a tener en cuenta ya que la madera presenta muchísimos tipos de clasificaciones al ser un material con una gran variedad de propiedades, usos y procedencias. La forma más extendida es según su dureza, dividiéndolas en blandas o duras.

 

Maderas blandas:

maderas con un periodo de crecimiento mucho más corto (árboles de hoja perenne), que por la tanto son más abundantes, fáciles y rápidas de conseguir. Este tipo de madera es más ligera, económica y habitual en la mayoría de productos y trabajos. Tienen una durabilidad mucho menor que las duras, pero son mucho más fáciles de trabajar. El atractivo estético de las maderas blandas es menor que el de las maderas duras, debido principalmente por su número de nudos y poco veteado. Es por ello que se suelen tratar con pintura, barniz o tintes.

Por ejemplo, algunas de las más utilizadas son:  Pino, cedro, abeto, ciprés, balsa, chopo, álamo, o bambú.

 

Maderas duras:

maderas con un periodo de crecimiento lento (árboles de hoja caduca). Estas maderas proceden de árboles que tardan décadas, e incluso siglos, en alcanzar el grado de madurez suficiente para ser cortadas y poder ser procesadas y transformadas. Son más pesadas y muy resistentes, soportando mejor las inclemencias y el paso del tiempo. Trabajar con este tipo de madera es más complicado porque son menos lisas y tienen más irregularidades, sin embargo, el resultado final son artículos de gran calidad y de excelentes acabados. También al tener más veteado, hace que sean más atractivas.

Por ejemplo, algunas de las más utilizadas son: Caoba, roble, nogal, teca, olivo, cerezo, olmo, fresno, haya, ébano, castaño o wengué.

Es importante tenerlo en cuenta a la hora de valorar la calidad de un producto (propiedades, características, aspecto visual, etc) contra el precio que pueda tener. Otro aspecto fundamental a valorar es que la madera sea o no de origen sostenible y certificado.

Quedarían fuera de la categoría de maderas, los contrachapados y los listones de DM, ya que no estamos hablando de madera, sino de un producto derivado de ella. Durante el proceso de fabricación se pueden añadir determinados productos químicos con el fin de añadir características adicionales, como repeler el agua o evitar la aparición de hongos o moho. Presentan un color uniforme y a diferencia de la madera no tiene beta. Suelen decorarse con láminas vinílicas para simular distintos acabados de madera para que sean visualmente más atractivas.

 

  • Compartir:

Últimas noticias

03/04/2020

Mi Hogar Mejor - Proyecto "Cómo hacer un móvil infantil"

02/04/2020

Gestos diarios que te permitirán ahorrar en tu factura de luz

12/02/2020

Mi Hogar mejor - Proyecto "Cómo decapar puertas para quitar la pintura amarillenta y fea (sin reformas)"

11/02/2020

Mi Hogar mejor – Proyecto “Cómo organizar un baño pequeño y hacer un banco con almacenaje” con BricoyDeco TV