Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar

Actualidad

¿Cómo instalar un tope de puerta?

Para mantener las paredes a salvo de golpes ocasionados por las manetas de las puertas, es esencial instalar un tope. Es una tarea muy simple y económica de realizar, aunque es importante saber como hacerlo correctamente y que tipos de tope de puerta podemos encontrar para saber cual se adapta mejor a nuestra necesidad.

Lo primero a decidir es si el tope que necesitamos lo queremos de fijación adhesiva o con tornillo. Lo segundo es escoger es si lo queremos de suelo o de pared. Y por último ya ver que funcionalidad y acabado nos encaja más a nuestro caso.

A continuación, os detallamos como instalarlos:

Topes adhesivos
incorporan una lámina autoadhesiva para ser instalados rápidamente. Rápidos de instalar sin necesidad de agujerear baldosas ni suelos. Antes de instalar es muy importante limpiar la superficie de instalación con un paño y alcohol, para garantizar que este todo limpio y no haya suciedad que pueda afectar a la adhesividad del tope.

Topes atornillables
requieren hacer un agujero para ser instalados. Necesitaremos un taladro, una broca adecuada al tipo de superficie y medida del orificio del tope, un taco y un tornillo. Recomendamos que el agujero se haga en la junta que hay entre baldosas, de esta manera evitaremos posibles desperfectos y en caso de quererlo retirar algún día, se podría tapar el orificio dejado fácilmente.

Sea adhesivo o con tornillo, siempre antes de instalar, es recomendable hacer una prueba de donde queremos instalarlo, mirando cual es el punto mínimo para que la maneta no llegue a tocar la pared. Otro consejo fundamental, es colocar el tope lo más alejado posible de las bisagras de la puerta, es decir, lo más cerca posible de la maneta, ya que de esta forma evitamos hacer más fuerza de la necesaria en el tope.
Si los escogemos de pared atornillables hay que tener en cuenta que, para su instalación, es recomendable utilizar un detector de metales para evitar accidentes con tuberías de agua o de cables de electricidad.

Normalmente no caemos en que hay diferentes topes de puerta según su funcionalidad y que según la necesidad que tengamos uno puede ser más idóneo que otro:

Topes con amortecido
son los más comunes, incorporan una pestaña o tórica de caucho que amortigua el golpe de la puerta.

Topes flexibles
resisten mejor los impactos de las puertas al tener un material más blando.

Topes con espuma
para parar el golpe nos encontramos una banda de espuma, que además de amortiguar el golpe lo hacen de manera silenciosa.

Topes con efecto amortiguador
paran el golpe y reducen su impacto contra la puerta, ya que, gracias a un mecanismo interior, la banda amortiguadora acompaña suavemente la puerta hasta el final del recorrido.

Y en cuanto acabados… para gustos los colores! Hay una amplísima variedad de colores y acabados que escoger: distintos tonos de madera, cromados, metálicos, pintados, transparentes, etc. Todo irá en función si lo queremos poner a juego con el suelo o con la maneta y herrajes de la puerta.

  • Compartir:

Últimas noticias

12/02/2020

Mi Hogar mejor - Proyecto "Cómo decapar puertas para quitar la pintura amarillenta y fea (sin reformas)"

12/02/2020

Feria Expocadena 2020

12/02/2020

Feria Eisenwarenmesse 2020

11/02/2020

Mi Hogar mejor – Proyecto “Cómo organizar un baño pequeño y hacer un banco con almacenaje” con BricoyDeco TV